EQUO

Hablando de frentes: Frente Social y Progresista

Desde que se supieron los resultados de las elecciones europeas se está hablando en diversos foros de crear un “Frente de izquierdas” entre los partidos políticos IU, Podemos y EQUO. No voy a entrar a valorar esta posible coalición de futuro. Lo que sí me parece es que todavía no se está debatiendo sobre la creación de un “Frente Social y Progresista“. Un frente ciudadano que tendría que aglutinar además de partidos políticos progresistas, sindicatos, movimientos sociales, ONG, plataformas ciudadanas y grupos de personas que han sido apartados del sistema.

Foto Marchas Dignidad. Reuters

Foto Marchas Dignidad. Reuters

Ha llegado la hora de crear un “lobby social” fuerte, una fuerza de presión contra aquellos poderes que han estado alimentando a este sistema devora-personas, que han permitido que las personas se queden en la calle, que haya aumentado la pobreza en el estado, que a las mujeres se les recorte los derechos sexuales y reproductivos que tanto han luchado durante años, que perpetúe el poder del lobby energético con energías contaminantes….

Para ello, hay que aparcar diferencias y recelos, y remar todas y todos en la misma dirección. Esta crisis económica, social y ecológica tiene que servir para hacer un gran frente social que pueda frenar esta vorágine de destrucción medioambiental, de derechos y de empleo.

Algo que llevan intentando canalizar movimientos como el 15M o la Coordinadora del 25S. Intentar transformar la indignación en lucha pacífica. Ya despertaron a gran parte de la ciudadanía de ese letargo del estado de bienestar, ahora toca implicarles en la incidencia política, sin liderazgos. Con ese espíritu de unidad que ya vimos recientemente como en las marchas por la dignidad que reunieron a más de 1 millón de personas en Madrid o las concentraciones en pro de un referéndum por el modelo de estado que se celebraron en más de 40 ciudades.

Por eso, es hora de crear ese frente social y progresista y de intentar empezar a construir un sistema más social y sostenible.

Anuncios

3 años después del #15M: El despertar de un letargo

Tres años después parece algo lejano lo que surgió en la Puerta de Sol de Madrid de manera espontánea tal día como hoy.

Puerta del Sol

Colectivos y personas individuales unieron su voz en un movimiento ciudadano que puso en tensión a todo el sistema en el que vivimos. Esa mecha que se encendió en Madrid se expandió a nivel estatal, se crearon movimientos similares en todas las plazas de las ciudades del estado español, con una idea clara, una democracia más participativa en una sociedad más justa y solidaria.

Tres años después la imagen es que la llama se ha extinguido, que ya no queda nada de esa lucha, que nada ha cambiado, siguen gobernando los mismos, siguen los mismos poderes manejando los hilos de esta sociedad. Pero esa es la imagen que quieren que veamos.

Hace 3 años la mayor parte de la sociedad estaba dormida, la gente joven no sabía lo que era luchar por una vida mejor, el falso estado de bienestar nos había dejado en un estado vegetativo con un camino lineal para todas las personas. La crisis golpeó y eso provocó un despertar masivo e incontrolado.

Hace 3 años las palabras desahucio, bipartidismo, sostenibilidad, lucha o política no estaban en la boca de muchas personas, ahora es algo cotidiano. Hace 3 años los movimientos sociales, plataformas ciudadanas u ONG no tenían tanta fuerza y empatía como ahora tienen en el día de hoy.

STOP Desahucios, PAH, mareas ciudadanas, movimientos contra el Fracking, por poner algunos ejemplos, hoy en día tienen una incidencia política que antaño era impensable. Partidos de reciente creación como EQUO, Partido X o Podemos están abriendo el camino de otro tipo de hacer política, más abierta y participativa, asamblearia, listas abiertas y, sobre todo, con la idea de “reciudadanizar” la política actual y “repolitizar” a la ciudadanía.

Hubo aciertos y errores en el 15M, el trascurrir del tiempo y el desgaste hizo que mucha gente se incorporara a luchas más concretas o se quemara y apoye la lucha en otros ámbitos. Pero el movimiento no ha desaparecido, como la energía se ha transformado. Y para alentar vuestros corazones indignados, la frase de mi blog. “Ayer era una utopía, hoy es improbable, mañana será una realidad”.