¿Quién es el antisistema?

Dentro del vocabulario integrado en la calle y en algunos medios de comunicación existen diferentes formas de desprestigiar a aquellos movimientos sociales, partidos políticos o personas individuales que quieren crear una sociedad mejor. Entre estos términos está el ser un anti-sistema. Es decir, ir en contra de todo lo establecido. Es la táctica del miedo al cambio instaurada con mucho éxito por desgracia entre los poderes conservadores.

Hace poco se referían como partido antisistema a EQUO, lo que me hizo reflexionar: ¿Quiénes son los que van contra el sistema? Pongamos algunos ejemplos de nuestro sistema:

Derecho a la vivienda. La vivienda es uno de los derechos universales y que se recoge en la mayoría de cartas magnas de los países. Pero han sido los poderes económicos con la complicidad de las instituciones públicas las que están destruyendo este derecho. Mientras tanto, movimientos sociales como PAH o STOP Desahucios están luchando por garantizarla.

Democracia. Pieza clave de nuestro sistema. Sin embargo, nuestro sistema electoral provoca muchas desigualdades. Los partidos políticos gobernantes tienen más recursos y espacios en los medios de comunicación (incluido públicos) para difundir su mensaje. Esto dificulta la entrada de nuevas identidades políticas. No se quiere que el pueblo pueda intervenir en las decisiones que se toman más allá de las votaciones que les den el poder. El 15M defiende el derecho de una democracia participa y real.

Derecho al trabajo. Continúa la destrucción masiva del empleo, la pobreza de la sociedad que ha pasado del “bienestar” al “tirandoestar” o “malestar”. La tasa del paro sigue creciendo. Territorios como Euskadi están cayendo en esta vorágine de destrucción. Los poderes establecidos siguen apostando por las políticas de empleo que nos llevaron a esta crisis. Además ridiculizan o minusvalorizan alternativas como el empleo verde o reparto del trabajo que puede ser una válvula de escape a esta tragedia.

Derecho a la educación y sanidad.  Los recortes que han sufrido estos derechos están repercutiendo en un empeoramiento de estos servicios más básicos. El encarecimiento de los medicamentos, desaparición de algunos centros de salud, falta de camas y personal están empujando poco a poco a la privatización de la sanidad. La victoria de la famosa “marea blanca”, este movimiento social de profesionales de la sanidad y personas particulares que ocuparon las calles de Madrid durante muchos domingos junto a la lucha en los juzgados frenaron el proyecto de privatización de 6 hospitales en Madrid. También existe la marea verde por la defensa de la educación pública.

Entonces, ¿quiénes son realmente los antisistema?, ¿los y las que destruyen derechos fundamentales o las personas que en diversos ámbitos (social, político y/o sindical) los defienden?

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s