5 minutos bastan para conectar con una “persona amarilla”

Hace unos años salió un libro llamado “Mundo amarillo” de Albert Espinosa, en el que se habla de la teoría de las personas amarillas, personas que no son amigas, ni familiares, con las que muchas veces tienes una conversación corta, de unos 10 minutos, pero te dejan un rastro en tu interior. Como si por algún motivo tuvieras que compartir ese espacio y tiempo con ella.

Me ha ocurrido en varias ocasiones, pero la última fue de las más cautivadoras. Fue ayer, era uno de esos días que te levantas a las 7 de la mañana con pocas ganas porque tu horizonte se presenta lleno de rutinas, sin expectativas de nada nuevo.hola pintada

Eran cerca de las 10 de la mañana cuando en una calle muy transitada de Vitoria-Gasteiz vi a lo lejos a un hombre en cuclillas, pidiendo dinero y con las manos temblorosas que le cubrían la cara de la vergüenza. Se había convertido en un mobiliario más de la calle, la gente lo rodeaba como si fuera un obstáculo que se encontraba en el camino. Ni una mirada, ni una señal de solidaridad, nada.

Algo me impulsó a ir a una tienda y comprarle un sanwich y un refresco, un acto para quitar mi angustia por no poder hacer nada, para mitigar el dolor en el pecho que me producía esa situación. Me agaché, le toqué el brazo y se lo di. Y al contrario que me ha ocurrido en otras ocasiones, él fue el qu me empezó a hablar contándome toda su vida, como si hiciera mucho tiempo que nadie le hablara.

Me contó que era sevillano que vivía de ir de feria en feria, que por circunstancias del destino se quedó sin trabajo y atrapado en Gasteiz, a la espera de un subsidio que no llega. Sin dinero para volver a su tierra, ni para comer. Con diabetes (me rechazó el refresco), con una vía abierta que conectaba con su higado (yo la vi) y me dijo que recibía quimio en las piernas. Contaba que era muy complicado ir a los comedores sociales porque con sus problemas necesitaba una alimentación especial, y tenía que ir mucho antes a avisar. Que en los albergues se sentía incómodo porque sus compañeros solían tener grima cuando se limpiaba la vía. Pero acabó diciéndome: “pero chaval estoy aquí, sigo vivo que es lo importante”.

Cuando me despedí, me dijo: “¡Gracias por hablar conmigo! y recuerda, ¡disfruta la vida!”. Una persona sin hogar, ni recursos y enferma me daba lecciones de positivismo. Por cierto, curioso que en esos 5 minutos que estuve hablando con él, volvió a ser persona para el resto de los mortales, le miraban e incluso un par de esas personas se acercaron a darle algo de dinero.

Esta no es una gran historia de superación, ni liderazgo, pero sí de intentar ser positivo a pesar de todas las penurias. No creo que vuelva a ver a esta persona, pero su forma de ser me ha marcado. Si encontráis a alguna persona amarilla, disfrutad del momento.

Anuncios

2 comments

  1. Fabuloso!! Demuestra una gran sensibilidad por tu parte compartir la historia de este hombre que para mí sí es una gran historia. Esta persona ha sido capaz de aportar algo muy importante a una persona que la ha sabido valorar y ambos os habéis llenado con un simple gesto de solidaridad que ha servido mucho más que para paliar un hambre congénito en la vida de este hombre. Enhorabuena por este maravilloso post. Debemos fijarnos más en las personas que nos rodean y este post nos abre un poco más los ojos.

  2. Acabo de descubrir tu blog, y he de felicitarte, me han encantado todas las entradas que he llegado a leer.
    Casualmente, me estoy leyendo a Albert Espinosa, pero independientemente de eso, colaboro con varias Ong que intentan paliar el hambre que está dejando esta crisis. Aunque me refiero a la física, ya que el hambre de voz y sentimientos que vivimos ahora queda en el aire
    Gracias por alzar la voz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s