La #PobrezaEnergética, el asesino silencioso

Hoy 17 de Octubre, Día Internacional contra la pobreza, rescato mi post sobre la #PobrezaEnergética. #PobrezaCero

tejiendo caminos

Si alguien pensara en el asesinato perfecto, no tendría que quebrarse la cabeza en venenos, ni tramas peliculeras, bastaría con cortarle la energía a una persona. La pobreza energética es un término con el que poco a poco nos estamos familiarizando desgraciadamente. Es la pobreza oculta, la que podría sufrir tu vecino o vecina sin que te dieras cuenta.

Las cifras son claras: 90.000 personas en Euskadi, 4 millones en el estado español y 50 Imagemillones en Europa sufren la llamada pobreza energética, es decir, no pueden poner la calefacción y la luz. Sin embargo, pocos gobiernos o instituciones están haciendo algo para combatirla. Entre los pocos, el gobierno francés, en Francia la energía no es un producto más, lo consideran un bien de primera necesidad, por lo tanto las empresas energéticas tienen prohibido cortar la energía en invierno. Del resto, mejor ni hablamos, el PP tiro por la…

Ver la entrada original 250 palabras más

La calle es de las personas no de los bancos

Ya que la noticia del día es la muerte de Emilio Botín, recupero un post de mi blog ‪#‎TejiendoCaminos‬, sobre su “legado” en Gasteiz y a nivel mundial.

tejiendo caminos

La semana pasada me estremecí al ver una noticia que aparecía en el medio digital El Diario Norte, cuyo titular rezaba así: El alcalde de Vitoria considera de “interés social” una exposición de Fórmula 1. En esta noticia se detallaba que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz había aplicado una bonificación del 90% sobre la tasa de ocupación de la vía pública al Banco Santander que fue el organizador de esta exposición que estuvo situada 2 días (13 y 14 de julio) en la Plaza Virgen Blanca.

Antes de seguir adelante, vamos a ver la definición de interés social:
El interés social es un concepto jurídico que fundamenta y justifica la actuación de la administración pública entendiendo que la intervención del estado en la vida social debe ser motivada y dirigida hacia el bienestar colectivo y que toda la actuación tiene un fin como uno de sus elementos …

Ver la entrada original 340 palabras más

Araba sin esnea #ArabaEsnerikGabe

Desde el 15 de agosto era imposible conseguir la leche de las máquinas expendedoras de Arabaesnea. Tras mucha insistencia de las personas consumidoras esta misma semana se confirmaba el fin de la venta directa de esta leche tras 5 años de andadura. Era el final del camino de una apuesta de una decena de ganaderos alaveses por un producto que llevaba la leche directamente de la vaca al cliente, con la ventaja de no envasarse en cartones si no que era la persona consumidora la que llevaba el recipiente y elegía la cantidad de leche que quería consumir.

Esta nueva forma de consumir este producto, o la modernización del antiguo lechero que recorría los pueblos de la zona, surgió en Suiza e Italia hace ya un tiempo. En el estado español la primera máquina expendedora fue en Elizondo (Navarra) en el verano del 2008. A partir de ahí varias cooperativas lácteas se animaron en esta aventura.

Arabaesnea surgió un año después, con un gran éxito. El objetivo marcado era vender 1.500 litros al día que en un inicio se consumían a un ritmo optimista. A lo largo de estos 5 años se instalaron máquinas en el Mercado de Abastos y el Eroski del Boulevard de Vitoria-Gasteiz, en el centro comercial Gorbeia de Etxabarri-Ibiña, en Murgía, Amurrio, Laudio y Agurain. A partir del revuelo inicial motivado por la novedad y la ausencia de la crisis económica, esta cifra fue rebajándose hasta llegar a la cifra media entre 300 y 400 litros al día de los últimos meses. Una cifra muy lejana del objetivo inicial.

Para Txema López de Abetxuko, responsable de Ribatxenta, productora láctea que pertenece a Arabaesnea, la crisis y los hábitos de consumo actuales han sido los culpables de esta decisión. “Ahora mismo pagar 1€ el litro de leche es mucho para muchas familias, además de que es más cómodo comprar cartones de leche para varias semanas de una sola vez que ir cada 2 o 3 días a por leche a la máquina“.

Esta aventura les ha salido cara, ahora mismo Arabaesnea tiene una deuda cercana a 180.000€  que se está sufragando con créditos personales de los ganaderos.

A pesar de este traspiés, la cooperativa Arabaesnea no desaparece, solo lo hace en su apartado de venta directa de leche pasteurizada, además sus productos ya no los podremos encontrar en empresas de catering como Sarayola. Ahora toda la producción láctea será vendida a la empresa Arias, famosa por el Queso de Arias. Entre las 10 explotaciones ganaderas alavesas generan 25.000 litros de leche al día que serán vendidos en su integridad a esta empresa que pertenece al Grupo Bongrain.

OPINIÓN
Esta es una mala noticia para las personas consumidoras que consumíamos esta leche. En una tierra como la nuestra donde el consumo local y ecológico está en auge, se da un gran paso atrás, no sólo por no poder consumir de manera directa la leche que se producía en nuestra tierra, si no también por reducir el consumo de cartón en los envases lácteos. Y buena parte de este fracaso pasa por esa comodidad de comprar una vez al mes la leche para las próximas semanas. La despedida de Arabaesnea no se llorará masivamente, pero será un punto negro en el consumo local y sostenible en Araba/Álava.

(más…)

Anniken Jørgensen, la bloguera noruega que está molestando a H&M

Imagínate que Mediaset o A3Media crearan un “reality” donde 3 jóvenes fueran a Camboya para ver cómo se produce la ropa que se ponen a diario. Pues esta idea la tuvo el periódico noruego Aftenposten, que en su apartado de TV lanzó varios capítulos bajo el nombre Sweat Shop (fábrica de explotación) con esta idea. Tres jóvenes noruegos estuvieron en este país asiático, viviendo durante un mes en las mismas condiciones de vida y trabajo que las trabajadoras textiles.

Más allá del objetivo de esta serie que era el morbo evidente de ver a estas personas atractivas y vestidas a la última acabar llorando por lo que ven y por lo que sufren, fue una oportunidad de oro para mostrar las penosas condiciones de trabajo que se vive en este país con largar jornadas de trabajo y un salario muy por debajo del nivel de vida lo que ocasiona es que 1.000 trabajadoras hayan perdido el conocimiento mientras trabajaban en estas fábricas en lo que llevamos de 2014.

Esta experiencia cambió la vida de una de las jóvenes, Anniken Jørgensen, bloguera de tan solo 17 años que tras su vuelta a Noruega decidió emprender una campaña de denuncia sobre lo que vio, y poniendo nombres, en este caso, la marca textil sueca H&M. Allí empezó su calvario, según denuncia en su blog, el medio Aftenposten (autor del reality) le prohibió hablar públicamente sobre lo vivido y mencionar marcas, concretamente H&M.1378175-10-1407972728759

A pesar de varios meses de lucha el silencio mediático fue evidente. Según describe la propia Anniken Jørgensen, “Es increíblemente frustrante que una importante cadena de ropa tenga tanto poder que pueda asustar al periódico más importante de Noruega. No es de extrañar que el mundo esté así. Pensaba que en mi país había libertad de expresión. Me equivoqué“.

De momento la lucha de esta bloguera está obteniendo sus frutos, su blog es muy seguido y sus denuncias son muy compartidas en redes sociales, tal es así que la propia H&M ha dado el paso y le ha solicitado una reunión en su sede en Estocolmo (Suecia), además su reciente denuncia de boicot mediático ya ha tenido eco en varios medios de su país.

Sin tener la intención de llamarla heroína o lideresa, es la constatación de la realidad que muchas personas consumidoras no quieren ver, lo que hay detrás de la ropa que consumimos. Pero en cuanto te pones las gafas y ves la realidad del consumo, tu vida puede cambiar. Sé una persona consumidora crítica.

DOCUMENTACIÓN:

– Situación de las trabajadoras en Camboya (Campaña Ropa Limpia), pincha AQUÍ
– Investigación desmayos y malnutrición (en inglés): pincha AQUÍ
– Blog de Anniken Jørgensen: pincha AQUÍ
– Serie-Web Sweat Shop: pincha AQUÍ

Luchemos por una sociedad multicultural, no xenófoba

Antes de nada, pongo la definición de xenofobia (del griego ξενός xeno = extranjero y φοβία fobia = temor) es el miedo, hostilidad, rechazo u odio al extranjero. Desgraciadamente la xenofobia se palpa en muchos rincones del planeta, y desde hace un tiempo, en la ciudad donde resido, Vitoria-Gasteiz.

10366182_10152500905917783_1660764815331281103_nLas recientes acusaciones del alcalde de este municipio, Javier Maroto, en la cadena SER señalando a toda la población de origen marroquí y argelino de vivir en Gasteiz tan solo por las ayudas es una burla al estado de derecho. Más aún, sin aportar ningún tipo de dato, algo impropio de un representante público que tiene que representar a toda la ciudadanía.

Por dar simplemente un dato que pone en tela de juicio esta afirmación. Según la última memoria socioeconómica elaborada por el Consejo Económico y Social (CES) de Euskadi sobre 2013, por territorios históricos, tan solo el 14% de las viviendas que reciben ayudas de la Renta de Garantía de Ingresos son alavesas. Según LANBIDE, el número de personas que han nacido en Euskadi que reciben estas ayudas es 2,5 veces mayor que las
extranjeras. En Alava según el estudio actualizado en Junio de este año (ver AQUÍ) dentro de las personas que reciben RGI, de las 9.850 personas que reciben el RGI, 1.906 de las personas han llegado del Magreb (Marruecos, Argelia y Túnez) mientras que las personas nacidas en el estado español son 4.838. Además, el famoso efecto llamada se ha frenado en los últimos años.

Pero más allá de la batalla de números, debemos mirar el futuro, Vitoria-Gasteiz es una ciudad RICA en culturas, no la convirtamos en una ciudad xenófoba. El nuevo reto de nuestro tiempo es ir más allá de las nacionalidades y construir una sociedad cosmopolita, integradora y multicultural. Y esa labor será parte de todas y todos.
Por eso os invito a ver el documental “Zumbidos de Vitoria-Gasteiz”

5 LUCHAS MEDIOAMBIENTALES #DíaMundialMedioAmbiente

Hoy Día Mundial del Medio Ambiente hay que mantener la lucha por preservar nuestro planeta de las injerencias de las grandes corporaciones contaminantes.

 

IMAG0844GAROÑA

A pesar de tener que llevar cerrada desde hace varios años,  Nuclenor sigue con su idea de seguir manteniendo abierta esta central nuclear hermana de la fatídica Fukushima. Una lucha que hace un año parecía ya ganada desde que la central burgalesa cesó su actividad el 16 de diciembre del 2012. Pero las últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación  sobre su posible reapartura hasta el 2031 vuelven a alertar a la ciudadanía.  Las banderas anti Garoña han tenido que ser desempolvadas y la lucha continúa.

 

FRACKING EZ

Hace poco más  de 3 años prácticamente solo lo más concienciados y expertos sabían qué era el Fracking. Desde que el exlehendakari Patxi López desvelara en un viaje a Estados Unidos la intención del Gobierno Vasco de estudiar la utilización de esta técnica de extracción de gas no convencional que utiliza grandes cantidades agua junto con productos químicos, las plataformas anti-fracking han surgido como champiñones en todo el estado y ya existen una gran red de lucha conjunta. Más info: http://frackingez.org/

 

PETRÓLEO EN CANARIAS

Los recursos de crudo en el planeta empiezan a escasear y cada vez las grandes empresas petrolíferas buscan emplazamientos más complicados para su extracción. Hace pocas fechas se conocía que el Ministerio de Medio Ambiente daba el visto bueno a Repsol para que empezar los sondeos. El lugar en cuestión se encuentra a tan solo a 60 kilómetros de la costa canaria. Grupos ecologistas, partidos políticos y la ciudadanía en general están en pie de guerra con la idea de paralizar cualquier intento petrolífero en la zona. Más info: http://www.ecologistasenaccion.es/article22369.html

 

CASTOR

Se trata de una plataforma de almacenamiento de gas natural situada frente a Vinarós y el Delta del Ebro. Explicado de manera muy sencilla, se almacena el gas natural a 1.000 metros de profundidad. Esta plataforma tuvo que cesar su actividad por la cantidad de seísmos acaecidos en la zona desde su apertura, cerca de 600 seísmos desde septiembre. A pesar de que los informes independientes apuntan al proyecto Castor como causante de estos seísmos, se sigue sin cerrar completamente.

 

EL ALGARROBICO

Se trata de un hotel sin finalizar de construir en las costas almerienses que se ha convertido en un símbolo contra la especulación urbanística que durante años han sufrido las costas españolas. Greenpeace hace un mes pintó de negro todo el hotel y exigió que se cumpla la ley de costas para que destruya el edificio y se recupere la zona. Más info: http://www.greenpeace.org/espana/es/Trabajamos-en/Defensa-de-los-oceanos/Destruccion-a-toda-costa/Algarrobico/

 

Existen muchas más luchas ambientales, hay que intentar seguir denunciando y ejerciendo una presión contra aquellas empresas e instituciones sin escrúpulos que anteponen el poder económico a la perpetuidad del planeta tal y como lo conocemos. ¡INFORMATE, COMPARTE Y DENUNCIA!

Hablando de frentes: Frente Social y Progresista

Desde que se supieron los resultados de las elecciones europeas se está hablando en diversos foros de crear un “Frente de izquierdas” entre los partidos políticos IU, Podemos y EQUO. No voy a entrar a valorar esta posible coalición de futuro. Lo que sí me parece es que todavía no se está debatiendo sobre la creación de un “Frente Social y Progresista“. Un frente ciudadano que tendría que aglutinar además de partidos políticos progresistas, sindicatos, movimientos sociales, ONG, plataformas ciudadanas y grupos de personas que han sido apartados del sistema.

Foto Marchas Dignidad. Reuters

Foto Marchas Dignidad. Reuters

Ha llegado la hora de crear un “lobby social” fuerte, una fuerza de presión contra aquellos poderes que han estado alimentando a este sistema devora-personas, que han permitido que las personas se queden en la calle, que haya aumentado la pobreza en el estado, que a las mujeres se les recorte los derechos sexuales y reproductivos que tanto han luchado durante años, que perpetúe el poder del lobby energético con energías contaminantes….

Para ello, hay que aparcar diferencias y recelos, y remar todas y todos en la misma dirección. Esta crisis económica, social y ecológica tiene que servir para hacer un gran frente social que pueda frenar esta vorágine de destrucción medioambiental, de derechos y de empleo.

Algo que llevan intentando canalizar movimientos como el 15M o la Coordinadora del 25S. Intentar transformar la indignación en lucha pacífica. Ya despertaron a gran parte de la ciudadanía de ese letargo del estado de bienestar, ahora toca implicarles en la incidencia política, sin liderazgos. Con ese espíritu de unidad que ya vimos recientemente como en las marchas por la dignidad que reunieron a más de 1 millón de personas en Madrid o las concentraciones en pro de un referéndum por el modelo de estado que se celebraron en más de 40 ciudades.

Por eso, es hora de crear ese frente social y progresista y de intentar empezar a construir un sistema más social y sostenible.

Después de votar hay que actuar

Una vez pasada la resaca de las últimas elecciones europeas ya se vislumbra lo que desde hace tres años se palpa en la sociedad. Los pequeños partidos se impusieron mientras el bipartidismo está perdiendo fuerza en pro de una parte de la sociedad que está pidiendo un cambio de rumbo. Este escenario ha sido posible gracias a todas las personas que depositaron su confianza en cada una de las opciones progresistas que había en el espectro electoral. Pero una vez superada esta fase, esas mismas personas tienen que dar un paso más para el cambio, tienen que actuar.

Y se puede cambiar desde lo más básico, nuestro día a día, es decir, nuestro consumo. Debemos empezar a ejercer una presión contra aquellas empresas que tienen un impacto negativo contra las personas y contra el medio ambiente. Existen alternativas en todos los sectores, y nuestra fuerza será mayor si depositamos nuestro dinero en aquellas empresas sostenibles y justas que, en muchos casos, son cooperativas que también buscan un cambio social en un mundo sostenible.

En un segundo escalón, debemos destinar lo más preciado que tenemos, nuestro tiempo, a luchas sociales y locales. Debemos participar en nuestro barrio o ciudad, en asociaciones, plataformas ciudadanas u ONG con el fin de transformar en un primer paso nuestra realidad, y en un segundo paso, la realidad más cercana. Organízate y lucha por causas justas.

En una tercera fase, si lo deseas, haz activismo en algún partido político, siempre que sea asambleario y horizontal. Será duro y difícil pero participarás en las decisiones futuras. La política la debe hacer la ciudadanía. No “gobernar” para el pueblo, si no “gobernar” con el pueblo.

La incidencia política no sólo tiene que ser cuestión de votar, hay que actuar desde lo local para transformar lo global, si no, poco o nada habrá cambiado.

 

 

3 años después del #15M: El despertar de un letargo

Tres años después parece algo lejano lo que surgió en la Puerta de Sol de Madrid de manera espontánea tal día como hoy.

Puerta del Sol

Colectivos y personas individuales unieron su voz en un movimiento ciudadano que puso en tensión a todo el sistema en el que vivimos. Esa mecha que se encendió en Madrid se expandió a nivel estatal, se crearon movimientos similares en todas las plazas de las ciudades del estado español, con una idea clara, una democracia más participativa en una sociedad más justa y solidaria.

Tres años después la imagen es que la llama se ha extinguido, que ya no queda nada de esa lucha, que nada ha cambiado, siguen gobernando los mismos, siguen los mismos poderes manejando los hilos de esta sociedad. Pero esa es la imagen que quieren que veamos.

Hace 3 años la mayor parte de la sociedad estaba dormida, la gente joven no sabía lo que era luchar por una vida mejor, el falso estado de bienestar nos había dejado en un estado vegetativo con un camino lineal para todas las personas. La crisis golpeó y eso provocó un despertar masivo e incontrolado.

Hace 3 años las palabras desahucio, bipartidismo, sostenibilidad, lucha o política no estaban en la boca de muchas personas, ahora es algo cotidiano. Hace 3 años los movimientos sociales, plataformas ciudadanas u ONG no tenían tanta fuerza y empatía como ahora tienen en el día de hoy.

STOP Desahucios, PAH, mareas ciudadanas, movimientos contra el Fracking, por poner algunos ejemplos, hoy en día tienen una incidencia política que antaño era impensable. Partidos de reciente creación como EQUO, Partido X o Podemos están abriendo el camino de otro tipo de hacer política, más abierta y participativa, asamblearia, listas abiertas y, sobre todo, con la idea de “reciudadanizar” la política actual y “repolitizar” a la ciudadanía.

Hubo aciertos y errores en el 15M, el trascurrir del tiempo y el desgaste hizo que mucha gente se incorporara a luchas más concretas o se quemara y apoye la lucha en otros ámbitos. Pero el movimiento no ha desaparecido, como la energía se ha transformado. Y para alentar vuestros corazones indignados, la frase de mi blog. “Ayer era una utopía, hoy es improbable, mañana será una realidad”.

¿Quién es el antisistema?

Dentro del vocabulario integrado en la calle y en algunos medios de comunicación existen diferentes formas de desprestigiar a aquellos movimientos sociales, partidos políticos o personas individuales que quieren crear una sociedad mejor. Entre estos términos está el ser un anti-sistema. Es decir, ir en contra de todo lo establecido. Es la táctica del miedo al cambio instaurada con mucho éxito por desgracia entre los poderes conservadores.

Hace poco se referían como partido antisistema a EQUO, lo que me hizo reflexionar: ¿Quiénes son los que van contra el sistema? Pongamos algunos ejemplos de nuestro sistema:

Derecho a la vivienda. La vivienda es uno de los derechos universales y que se recoge en la mayoría de cartas magnas de los países. Pero han sido los poderes económicos con la complicidad de las instituciones públicas las que están destruyendo este derecho. Mientras tanto, movimientos sociales como PAH o STOP Desahucios están luchando por garantizarla.

Democracia. Pieza clave de nuestro sistema. Sin embargo, nuestro sistema electoral provoca muchas desigualdades. Los partidos políticos gobernantes tienen más recursos y espacios en los medios de comunicación (incluido públicos) para difundir su mensaje. Esto dificulta la entrada de nuevas identidades políticas. No se quiere que el pueblo pueda intervenir en las decisiones que se toman más allá de las votaciones que les den el poder. El 15M defiende el derecho de una democracia participa y real.

Derecho al trabajo. Continúa la destrucción masiva del empleo, la pobreza de la sociedad que ha pasado del “bienestar” al “tirandoestar” o “malestar”. La tasa del paro sigue creciendo. Territorios como Euskadi están cayendo en esta vorágine de destrucción. Los poderes establecidos siguen apostando por las políticas de empleo que nos llevaron a esta crisis. Además ridiculizan o minusvalorizan alternativas como el empleo verde o reparto del trabajo que puede ser una válvula de escape a esta tragedia.

Derecho a la educación y sanidad.  Los recortes que han sufrido estos derechos están repercutiendo en un empeoramiento de estos servicios más básicos. El encarecimiento de los medicamentos, desaparición de algunos centros de salud, falta de camas y personal están empujando poco a poco a la privatización de la sanidad. La victoria de la famosa “marea blanca”, este movimiento social de profesionales de la sanidad y personas particulares que ocuparon las calles de Madrid durante muchos domingos junto a la lucha en los juzgados frenaron el proyecto de privatización de 6 hospitales en Madrid. También existe la marea verde por la defensa de la educación pública.

Entonces, ¿quiénes son realmente los antisistema?, ¿los y las que destruyen derechos fundamentales o las personas que en diversos ámbitos (social, político y/o sindical) los defienden?